Hematoma subdural crónico

Un hematoma subdural crónico es una acumulación "vieja" de sangre y de productos de la descomposición de la sangre localizada entre la superficie del cerebro y su capa más exterior (duramadre). La fase crónica de un hematoma subdural comienza varias semanas después del primer sangrado.
Causas

Un hematoma subdural se desarrolla cuando las venas puente se rompen y dejan escapar sangre. Estas son las pequeñas venas que corren entre la duramadre y la superficie del cerebro. Esto suele ser el resultado de un traumatismo craneal.

Posteriormente se forma una acumulación de sangre sobre la superficie del cerebro. En una acumulación subdural crónica, la sangre se escapa lentamente desde las venas a lo largo del tiempo o se deja que una hemorragia rápida se cure por sí sola.

Un hematoma subdural es más común en adultos mayores debido al encogimiento normal del cerebro que ocurre al envejecer. Este encogimiento estira y debilita las venas emisarias. Dichas venas son más propensas a romperse en los adultos mayores, incluso después de un traumatismo craneal menor. Usted o su familia posiblemente no recuerden ninguna lesión que pudiera explicarlo.

Los riesgos incluyen:

Consumo prolongado y abundante de alcohol
Consumo prolongado de ácido acetilsalicílico (aspirin), antinflamatorios como el ibuprofeno o anticoagulantes como warfarina
Enfermedades que llevan a la disminución de la coagulación sanguínea
Traumatismo craneal
Edad avanzada

Menú

Contacto