Infarto cerebral

Un infarto cerebral ocurre cuando se interrumpe el flujo sanguíneo al cerebro. Pocos minutos después que se produce un infarto cerebral, las células del cerebro comienzan a morir lo que puede causar daños a largo plazo.
Existen dos tipos principales de infarto cerebral:


Isquémica : Un infarto cerebral isquémico ocurre cuando un coágulo de sangre bloquea un vaso sanguíneo vital para el cerebro. Las causas más comunes de un infarto cerebral isquémico es la acumulación gradual de colesterol en los vasos sanguíneos de la cabeza y del cuello (trombosis) y coágulos de sangre en el corazón (embolia).

Hemorrágica: El infarto cerebral hemorrágico ocurre cuando un vaso sanguíneo en el cerebro se rompe. Cuando la arteria sangra dentro del cerebro, aumenta la presión dentro del cráneo, causando inflamación del tejido cerebral y daño a las células del cerebro. Cuando los vasos sanguíneos en el cerebro estallan, se le llama una hemorragia intracerebral; cuando el sangrado se produce en el espacio entre el cerebro y las membranas que recubren el cerebro, se le llama hemorragia subaracnoidea.

Síntomas similares a un infarto cerebral también puede ocurrir cuando el flujo sanguíneo de una parte del cerebro se detiene por un corto período de tiempo, lo que se llama como un ataque isquémico transitorio (AIT). Estos síntomas pueden durar menos de 24 horas antes de desaparecer. Estos ataques, o "mini derrame cerebral," no causan daño cerebral permanente, pero son una advertencia de que un derrame cerebral? podría ocurrir en el futuro.

Menú

Contacto